domingo, 11 de junio de 2017

Reproducciones arqueológicas en cerámica: un aprendizaje continuo.

 Reproducciones arqueológicas en cerámica: un aprendizaje continuo.

Cerámica medieval hispano árabe, reproducciones del autor.

En la presente entrada presento algunas réplicas realizadas por encargo en las últimas semanas. Hay algunas piezas del neolítico cardial, algunas campaniformes de estilo Ciempozuelos, algo púnico y también medieval hispano árabe.

Selección de arcillas. Mezcla para tamizar, diluir, decantar, y amasar.

La prospección y recolección de arcillas siempre es grata.

A menudo los encargos proceden de empresas dedicadas a museografía: exposiciones, centros de interpretación. Otras veces es la didáctica: colecciones para mostrar a visitantes, casi siempre colectivos de estudiantes. Hoy la didáctica forma parte del sentido de los Museos. 


Pintando cerámica andalusí con manganeso.

No basta presentar colecciones, aun de forma bien explicada y comprensible al público. De entre las actividades que llenan -o deberían hacerlo- la vida de un Museo, la didáctica arqueológica es muy importante. El valor de lo que allí se restaura, almacena y conserva, y se muestra, es dependiente de la capacidad de ser apreciado socialmente. 

Impresión de un vaso geminado neolitico cardial con concha.

Adquiere su sentido último cuando el visitante descubre en los objetos la Historia, propia o ajena, accede a un conocimiento que está implícito en los objetos que reflejan modos de vida de sociedades antiguas. A veces no está disponible un objeto de cerámica original allí donde se encontró (los Museos provinciales conservan piezas de toda la provincia). 


Decoración impresa con cardium de una réplica cardial.

Otras veces, sencillamente, no existe un Museo, se opta por hacer accesible un yacimiento arqueológico en su integridad, para darlo a conocer, conservarlo mejor, ponerlo en valor. Allí es necesario mostrar de algún modo los objetos que se han obtenido en las excavaciones, y que a menudo están expuestos al público o almacenados en dependencias de otros museos. 

Cuenco cardial con asa. Acabados.

Estos Centros de Interpretación proporcionan al público una información más amplia, no solamente objetual, del habitat: muestran sus restos, el entorno físico, las sucesivas ocupaciones... Las réplicas de los objetos allí encontrados son imprescindibles para la mejor comprensión de lo que se muestra. 

Reproducción de un vaso cardial. Preparación para la incrustación de pasta blanca.

Otras veces los planteamientos didácticos están desvinculados de un yacimiento en concreto: se centran en presentar un período, o una cultura, o un área geográfica, o tienen un sentido temático. Para ello no es fácil ni viable reunir piezas originales dispersas, a menudo delicadas y valiosas, por lo que se recurre a reproducciones.

Pátinas sobre la pieza bruñida e impresa. Réplica de botella cardial.

Otro apartado es la difusión. Hay particulares entusiastas del coleccionismo de réplicas, y hay quien valora el objeto artesano y cargado de referencias históricas como objeto netamente cultural.

Réplica de botella cardial terminada.

En todo caso, nunca se sabe cuándo alguien puede recurrir a solicitar un presupuesto y, en su caso, encargo, de replicar unas cerámicas arqueológicas. Y, en cada caso, con requerimientos distintos en cuanto a fidelidad, por su relación con el coste del objeto. No comporta el mismo trabajo hacer objetos tipo, o de inspiración, no sujetos a condicionantes técnicos específicos, que hacer una réplica con sus medidas, su pasta cerámica, su decoración, su aspecto final... 


Bruñido interior de una cazuela campaniforme.

Todo ello se traduce en que trabajo en varias cosas a la vez, muy dispares en cuanto a su técnica. Puedes estar intentando lograr un mejor barniz verde de cobre para un candil andalusí de pie alto, y a la vez buscando los desgrasantes más adecuados para una cerámica del bronce levantada a mano. 


Reproducción de un vaso campaniforme inciso tipo Ciempozuelos.

Arcillas distintas, arenas, óxidos, engobes, torneado o alzado a mano, pulidos, bruñidos, decoraciones, cubiertas, acabados... a veces parece que vas saltando de una época a otra, de unas a otras técnicas, en cuestión de horas. Lo que no siempre es fácil. 


Tarea paciente y precisa pero gratificante. Vaso de Ciempozuelos. Réplica del autor.

Pero si te gusta de una manera vocacional, el continuo manejo de publicaciones, fotografías, visitas a museos, experimentaciones..., es una tarea muy gratificante, llena de positividad, de un interés que se acrecienta día tras día, que no fatiga. Y se nutre de lo que uno va haciendo, mejor o peor. La obra de las propias manos produce un efecto siempre estimulante.


Vaso, cuenco y cazuela campaniforme de Ciempozuelos.


Vaso campaniforme.


Técnica de decoración incisa y pasta incrustada.


Cerámica del bronce del Tabayá de Aspe, reproducciones.
Cerámica andalusí, réplicas del autor.


Jarra islámica medieval. la calidad del barro en este caso, junto con los acabados, proporciona a la pieza un aspecto de jarra original.


Reproducciones fenicias del autor.